domingo

EN ESTA INMENSIDAD DE TUS ARENAS


Mi corazón de brisa hoy pide tu silencio,
tu silencio junto a mi acompañado.
...
Quizás yo fui ese viento que te movió mujer arena
por los caminos del sueño refrescando tu cara,
llevándote por las frondosas ramas
donde se enredaron tus latidos.

Silencia junto a mi tus finísimas arenas de la angustia y deja los murmullos volar junto a mi brisa.
Ya pasaron las noches de aquel canto
que tú mujer arena clamabas mi presencia,
tu canto penetró los surcos y mis pies se hundieron
para hallarte.

Tomé tus manos y elevamos un viaje,
un viaje al reino de las mariposas,
de aromas de un otoño... los dos en la hojarasca
donde el amor durmió con el juego de tu manos.

Donde silentes compartimos la existencia,
la vida o muerte con solo nuestros nombres,
con tu piel y mi piel un solo abrigo
bajo el temblor de las estrellas.

Vagaron nuestras mentes por ese mar azul de tus arenas
y el infinito azul de mi brisa hacia los cielos.
Fuimos así, oasis de un desierto envueltos del amor entre dos cielos.
Un despertar de arena y viento donde el amor no tocó olvidos, abiertos como alas extendidas, sobre esta inmensidad de tus arenas.

miércoles

PORQUE EL AMOR TODO LO PUEDE


En las laderas del tiempo eres la tierra que habito,
un intimo dolor cubre mi espalda
 y se queda rendido cuando abrazas.

Las pupilas de la noche nos tejen un sudario de silencios
donde el dolor da gritos porque el fuego del desierto hizo destilar inviernos.
Que el invierno no nos toque al fin con su abrigo de vientos.
vamos a incendiar el alba con este amor que todo lo soporta;
Tú besas mis heridas yo renazco, tiñamos de blanco la mañana
con la brisa que en olas nos regala el tiempo.
Las heridas se deshacen en el agua con la memoria del fuego,
que nos se queden en barbechos las palabras,
deja que dibuje tu cuerpo con mis labios para que el nunca se vuelva largo
sobre la acera callada.
Que no despeñen en el alma los gemidos de nuestros cuerpos
cuando llovimos torrentes!
No dejes que el ayer se pierda en tus caderas
pues el calor se hace pedazos con el silencio tendido.
Dejame abrigar tus huellas para que en tus ojos revuelen mariposas,
incendiemos la sabana, el amor es selva en llamas que alcanza lo que huye,
no dejes que el tiempo se deshaga con la niebla
y amemos lo que amamos los dos sin el silencio.

jueves

Y TE IRÀS


Y TE IRÁS


De esta tierra te irás pero llevándote el paisaje en tus pupilas,

Recordarás los caminos con árboles tupidos y el canto de riachuelos corriendo entre tu pecho.

De esta tierra te irás con el corazón sembrado de espacios que vivimos y el crepúsculo de un no me olvides con tus manos en mis manos.

Te irás como el viento y en esa despedida llevarás el silencio del beso adormecido que te llenó de lágrimas, de esencia y de ternura.

Caminarás por calles extrañas sabiendo que debieras acompañar mis pasos; en estos rincones de lluvia que empañan los cristales.

Me llevarás en el recuerdo vago, en las noches de insomnio con pájaros tempranos de la aurora, en el roce de sabanas provocando nuestras pieles, o en esa mi tristeza, por no tenerte ahora.

DESDE MI SILENCIO






Yo te digo:
Mira más allá de mi, mira la quietud y entenderás entonces a mi alma llevándote la paz.
Esa; la que conmigo envolverá la tuya sin ajetreos ni denuedos, solos los dos con la profunda serenidad de la alegría y toda la magia de nuestro bello amor.
Ya no habrá oscuridad y en tu silencio brillará la luz que encenderá lo mas profundo de tu ser.
Seremos eso; un aletear de almas con la esencia de amar en la verdad.
Más allá del pensamiento podemos sumergir nuestra pasión y será esa dimensión el hermoso umbral donde sublimes besos hablaran de amor.
Será el sendero espiritual de nuestras vidas, labraremos surcos y como antorchas prendidas llevaremos la luz a nuestros hijos.
Seremos eso; un caminar, un caminar sereno y con el ímpetu de llenar y no vaciar.
Se irá toda la tristeza, mientras un canto nuevo renacerá en nuestras almas.
Brotaran solas las notas que en el viento, se escapan cual palomas dejando entre la brisa las ansias del amor.
Ahora si te llenaré de sueños, te escribiré en sonidos goteando entre tus labios.
Ahora la amalgama de mis sentimientos se aquietará en tu oído y escucharé tus pasos viniendo con los míos... los dos al mismo sueño.
 Seremos eso y no otra cosa, un aletear, un vuelo de las mariposas.
Un sentirnos los dos sin ningún miedo de perpetuar amor como las rosas.
De estar ahí sin más penumbras sin más dolores en el alma,
 Estremeciendo piel entre murmullos para luego quedarnos en la calma.
Descoseremos nudos,
nuestras gargantas serán libres, gritaremos nuestro amor
 con labios que ya no son de sal .Nuestras almas bailarán su danza  mientras tus ojos y mis ojos se unirán en el cristal.


 



sábado

COMO UN CANTO



 
Las danzas del misterio se  asoman con mis sueños y un mundo en poesía trasiega mi existencia haciéndome poeta.
Tejí los hilos de un vuelo con ansias de palabras y metáforas que fueron tomando forma para calmar la sed de silencios escondidos en mi alma.

No quise dejar la palabra muda ni silente; la quiero viva, musitando y bullendo como un torrente que deja su surco misterioso al compás de los versos intuitivos, parafraseando la belleza, el dolor y el miedo, el canto sonoro del viento deletreando maravillas sobre las ramas de un bosque, o esos atardeceres donde el crepúsculo enciende el amor y el no me olvides.
Quise excavar piedras preciosas desde el poso profundo. Extraer las palabras que me emocionan, las que puedan llegar al alma de quien las lee o quien las oye.
De amar tanto las palabras, en este océano de letras que guarece el silencio de un crepúsculo.

De como hilar palabras cuando la bruma de la tarde nos llena de belleza nuestros sueños,
palabras que acarician,
que envuelven
y que abrigan.

De ser total para entender los retoños nacidos tardíamente desde el árbol mustio
Y saber retomar el camino hacia la altura buscando las palabras en la cumbre para limpiar estrellas.
Alzo mi ser como espíritu que vuela para adentrar mi alma en los recodos, para avivar mis sentidos en los bostezos, para hurgar las sombras y la niebla.

Entronizo mi canto en manantiales para extraer los fluidos llenos de oro, de luz y de silencios que habitan en las almas cubiertas de neblinas.
Almas sensibles que como un río fecundan las orillas y nos dejan El frescor y sus murmullos,
Vuelo los senderos que dejan las palabras para embriagarme en El asombro de caminos lejanos, de esteros y desiertos bañados por las alas de bellas mariposas.

Allí donde se deja oír La Honda y susurrante voz de amantes-hombres y mujeres que en el espejo reflejan sus destinos, sus denuedos y sus ansias.
Donde El viento también canta sobre montañas y lagos paisajes de mi mundo con sueños y olvidos.

Los días lluviosos con tejer de lanas mientras los cristales dejan rodar sus lágrimas en gotas.
Donde la lluvia y su sonido, acuna como  siempre desde los tiempos más remotos, la misma estancia donde dejó de flamear la chimenea y solo queda el rescoldo humeante de brazas apagándose.
Donde la palabra camina sobre el misterio desnudo de pieles que se aman y se vuelve luz, tristeza y añoranza derramando como lluvia el alegrar de cada amanecer, donde se respira el aire del tiempo como un crisol que integra las canciones de las nuevas mañanas en esta eternidad en la que vivo destilando mi canto de poesía que humaniza y nos hace milagro.

 

LA NOCHE

 
 
Hay instantes, que junto a otros, el verbo con palabras se plasma, se convierte en estampas,
en alegorías que nos emplazan para vivir el sueño.

Mirando el huerto siento la quietud que pasa, el musgo de las piedras se alumbra humedecido del riachuelo
y en las tapias se cuelgan madreselvas ardientes.

Se va opacando el sol en lejanías mientras pasan las horas en el agua del riachuelo.
Mientras pensamos deseando verdades para hacer deseos.

Siento soledad. Ya muchos se han ido. Un instante de luz me los refleja en este espacio de sombra y misterio.

En un nuevo despertar, los cristales dejan ver infinidades, hechas de grandiosidad, como de dioses.

Ahí cercana, la ciudad musita un despertar y en sus laberintos suceden los denuedos,
ajetreos, voces que van y vienen en el cavilar de multitudes.

Una vez más la dormirá la noche y dormiremos todos, el dulce regodeo y las penas infinitas.

La luna llegará tras las palmeras, en esa la playa extenderá su luz,
rodeada de reflejos estarás.

Los ojos circundan en miradas y el mundo que todo lo conoce, expande el regocijo como la rosa que se abre en el tallo encantado
y las nubes rociando el frescor.

Peregrinos del tiempo somos,
 Desde esta sombra te pienso y te repito en mi recuerdo.
Ya llega la luz a las ventanas.

sábado

NO QUIERO MIRAR


Ya no miraré los viejos recuerdos del mundo emocional que como un sueño congelado me hicieron vagar en solitario desde el invierno a esta primavera.

Ya no miraré las flores hoy descoloridas por el peso estenuante de los denuedos idos; por la fragilidad que desmorona en fractales el amor inconcluso y el olvido de tantas promesas buscando mi sorisa.

No quiero mirar las luciernagas que en las noches nos hablaban de un nuevo amanecer; pues tu amor se convirtió en reproches donde el silencio crece y el aire lleva para evitar el sol.

Ni quiero que tú mires las aguas donde muere mi más hermoso sueño que te hice imaginar, me quedaré dormido sobre la espuma inerte y con mis versos tristes te dejaré de amar.



viernes

COMO ENTENDERTE SOLEDAD


Como enterderte a ti, mi soledad, en otra forma que no sea sintiendome tan solo.
Tan lleno de pobrezas en la tierra, buscando alguna luz para las nuevas mañanas y escrudiñando entre las noches la quietud de tu imágen mesclada de mis sábanas.
Como entenderte soledad si desde siempre me has dejado los grises por colores,Si tanto te pareces a mi alma y vas en paralelo de la melancolía.

Si busco abrirme paso entre las injusticias, entre amigos que no encuentro y en la sombra lluviosa que diluye mi verdad y mi historia
Como entendete si somos eso, no otra cosa, el mismo vuelo de las mariposas.

Otra vez tu mi soledad, estás aqui dandome aliento, mitigando el dolor en el que existo.

Ahí estás, arrastrando junto a mi paso la verdad que siento, columpiando mis horas en el vaiven del ir y venir de mis pensamientos que lanzados a la aurora suspiran otro tiempo.
Ahí estás y sin embargo me alegra acompañarte, perceverar contigo y mi esperanza que te asusta, cuando percibes mi nueva mañana en un amanecer que ya no será tuyo.Cuando ya no tengas un sol que te alimente y la noche te muestre mi hermosa luna altiva.

jueves

SI VES QUE NO LLEGO



Si ves que no llego hacia tu camino porque a veces cambio rutas al sendero,dejame pedirte que tú seas primero mi guía-lazarillo, mi franco lucero.

Enseñame entonces a mirar de nuevo para no perderme en la tarde oscura, tiendeme tus brazos con mucha duzura y sabrás entoces de como te quiero.

Entoces contigo todo será bueno, el tiempo,la lluvia y el viento,las ansias, las penas que siento, pues son los denuedos que forman mi sueño.

Si a veces me pierdo porque no recuerdo, llamame con gritos que truene mi alma, no quiero extrañarte perdería la calma ni quiero que faltes cuando ya esté enfermo.

Si ves que no puedo caminar de prisa porque el tiempo pasa dejando las huellas, llevame contigo, con tus manos buenas, pues juntos iremos, mirando y sonriendo con la misma risa.
Si al marcharme un día...cuando ya me vaya,
si no te mirara por algún motivo, recuerda que fuimos sendero y camino, recuerda que fuimos piedras de muralla.

Cuando sueños prófugos busquen
la distancia serían cautivos de un umbral negado,
pues no habrá pena ni tampoco llanto, solo sonrisas por haber amado.

ME BUSCO


Como pasa el tiempo y caminamos dando vueltas por los denuedos y los paréntesis absortos.
Ahora no se quien soy y sin embargo me busco en las palabras solo imaginadas para no acallarlas de un silencio necio.

Y me busco en el temblor de los latidos cuando mi sangre grita que estoy vivo y me invita a escuchar la vida y contemplar horizontes.
Hacer de mi cuerpo un eco que resuene, que una, que palpite para no estar solo y comulgar con todos mi universo triste.
Y es que cansado estoy y me extravío en esta soledad que sacude mi mente, que paraliza mi andar y me hace mengua a cada instante.

miércoles

TU AUSENCIA



En que río de piedras te esfumas, te ausentas distante de mis ojos
aún cuando en ellos tu silueta duerme?

Te extrañan mis manos y frías se estremecen arañando lejanías, buscando tu horizonte.
Y te busco acompañando la esperanza en tardes de un verano, y navegando el otoño a la luz de unas estrellas.
Y te busco en inviernos sin saber que me pierdo mientras sueño tus ojos con luz de primaveras.

Aquí estoy amor con la voz muda del alma. Sintiendo este dolor de ojos sin llanto, deseando que tu ausencia gire y vuelva para bañar de luz mi alcoba triste.



jueves

EN ESTAS GANAS


En estas transparentes ganas de descifrar palabras fundidas en un verso, de andar buscando la verdad que no encontramos, en esas ganas aprendemos que el amor impulsa y rema un espacio tras otro de besos, de dolor y de recuerdos.
En esas ganas, cuando la pena nos inclina, buscando a Dios cuando la sombra nos arropa en las preguntas sin respuesta, en esas ganas se nos pierde la mira...da y tramonta el pensamiento sus congojas.
Nos hacemos fugitivos y la piel madura sus estragos, de tanto andar en la resaca del olvido, de ser pozo profundo del alma que no aflora para cubrir los surcos de la piel ajada.
Tropezamos y sangrientas heridas, nos depara la fe truncada que repica y llama para apagar el fuego de todo lo sufrido.



viernes

HECHO MIGAJAS

Una vez más expreso mi dolor interminable que sube por mis venas y me asfixia como gas venenoso en mis pulmones.
Gruesa angustia congojada que crepita como lluvia cayendo en los tejados.
Interminable es mi voz ahogada que hace fluir mi espanto como bruma oscura, que transita los caminos de mis Lares; arrasadora bruma.
Como en abstraído sueño estoy viviendo este interminable dolor que me asfixia y me abisma en cavilares del gran amor desvanecido.
Ya no se quien soy ni porque vivo, ya mis versos en sangre se manchan y borrosos se pierden, buscando los umbrales de un lejano lugar irrecordable.
Quizá ya esté muriendo en la bruma de mi vida, en esa pequeña luz que aún pervive; la mudez de mi voz, la lisonja arrinconada, bruma y nada más que bruma.
Alguien tañe cual campana mi dolor, lo siembra en aguijones por mi cuerpo. Todo es charco fluyendo alrededor.Migajas se desprenden como barco destrozado entre las olas, como náufrago asido a los deshechos mirando un horizonte que no alcanza.
Todo es bruma con viento enardecido, y yo, gaviota herida no puedo guturar mi canto, caeré a la mar para morir de espumas y arribaré a la playa hecho despojos.

miércoles

Y LLEGA LA TARDE

Y llega la tarde con el crepúsculo lejano sembrando los colores que me recuerdan tu ausencia. Colores punsantes. Y se hace la noche, desprendida de silencios en calma, que fluyen erráticos buscando mi alma y volviendose frios en la oscuridad del recuerdo. Y sigue la noche trashumante vagando hacia la aurora en una quietud que desentona la realidad del abismo, donde se plasma el desencuentro de tu voz y de mi llanto. Y llega la aurora para hacerse luz ante mis ojos que borrosos dejan caer las lágrimas al no encontrar los tuyos. Así me duermo. Acompañado de la imagen de montañas frias que denotan mis ventanas. Susurro a ciegas y me vuelvo de nuevo noche desgajada entre las sabanas. Las estrellas palpitan entregando su luz como un convite de alborozados rescoldos. Andando sobre mi rostro, se blinda de zarzas y ya no alegre deambula entre entre el dolor que da el silencio.